lunes, octubre 27, 2008

Yo nunca tuve NINTENDO

Siempre que les pedía uno a mis papas para mi y mis hermanos me respondían: ¿para que lo quieres? ¿para que te pongas gordote y mensote como Luisito el de tu salón? Y eso la verdad asustaba.

Pero simplemente nunca tuve un Nintendo, un ATARI, un SEGA o un Supernintendo, porque nunca lo necesite. Nadie en el barrio tenia ni tampoco nos hacia falta porque nuestros juegos iban mas allá de pasar horas y horas frente a un televisor con los ojos rojos llorosos y los dedos entumidos jugando a Mario Bros.

En su lugar teníamos millones de juegos, jugamos al chinchilagua, al “brincateburro”, a la “comidita” con las niñas de tu edad que ya sabían cocinar (que esperanzas que ahora sepan aunque sea calentar un vaso con agua) a las escondidas, a “la traes”, béisbol, fútbol, “positos de oro”, “bebeleche”, a los congelados, a contar cuentos de fantasía o de miedo, al trompo, al yoyo, a las canicas, andábamos en bici, patinábamos, y a los que no nos alcanzaba para tener una “avalancha” teníamos un carrito de valeros, matábamos lagartijas con resorteras o chapulines. Incluso cuando nos reuníamos solo puros niños, llegábamos a jugar a quien escupía u orinaba mas lejos.

Además, cualquier cosa convertíamos en juguete, pasando desde llantas usadas, en las que te metían en medio y le daban vueltas o las que rodabas para brincarlas, hasta “tirabolijas” o “tirafichas”, de un pedazo de árbol amarrado con ligas armábamos Resorteras, de unos pedazos de carrizo con una bolsa de basura con hilo hacíamos el mejor de los papalotes (ahora se los venden hechos).

Aparte de ir a la escuela y hacer la tarea, aun nos quedaba tiempo para ver caricaturas como Mazinger Z, Thunder Cats, Bel Y Sebastián. O leer revistas para niños como Archi, Memin Pinguin, Tele-risa etc.

Por todo eso digo orgullosamente que nunca tuve un Nintendo, y como ven: nunca lo necesite. Me dan lastima los niños de hoy que tienen computadora, celular, nintendo, X-Box, psp, Wii... y siguen solos y tristes.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Miguel :)
Soy de la Comarca Lagunera y ahora radico en Monterrey.
Me hiciste recordar momentos divertidísimos con todos esos juegos de nosotros los niños de antes, la pasabamos de lujo.
Saludos YuriTo

sexy dijo...

hola miguel yo tambien recorde esos juegos, mira que yo tengo un hijo de 11 casi 12 y siempre esta aburrido, me esta solositando psp, pero francamente no se lo quiero comprar, anteriormente ya le habia comprado un play station, pero ahora quiere el portatil, aunque se lo comprara no creo que le sirva por que ya no saben jugar como lo haciamos nosotros.

MIGUEL dijo...

gracias YuriTo, me da gusto que te haya puesto a recordar, a mi me da tambien mucho gusto hacerlo pero a la vez tristeza ver como eso ya no pasa con los niños actuales.

y tambien gracias por tu firma.

Pam dijo...

Hola Miguel:
Fijate que mis hermanos y yo si tuvimos atari, nintendo y play station y recuerdo que era muy poco el tiemp que jugabamos con ellos, era mas divertido salir a pasearnos en nuestras bicicletas y mas divertido aun meterle un bote de frutsi entre la llanta trasera y la salpicadera para que sonara como moto jajajajaja.
Ahora de grande mi hermano quiso enseñarle al chapalo a jugar con esos aparatitos y me da gusto ver que ni siquiera la tele le llama la atencion a mi crio... en fin
Que tengas excelente fin de semana
TE AMO!!

Di. dijo...

Jaja entonces no fui la única que no tuvo esas cosas? Saludos

MIGUEL dijo...

No di, de hecho en mi barrio solo un gordito mensito tenia de esas cosas y en vez de ayudarle lo mando mas a la fregada jaja por que por eso estaba todo gordo, no hacia nada de juegos de niño normal. Has de cuenta un niño de ahora.

Winter dijo...

Holaaa

Apenas pasando por acá.. pero pss yo tampoco tuve nintendo, ni atari. Pero habia muchas cosas con qué divertise... otros tiempos... ahora somos todos exageradamente dependientes de la tecnología.

Ya ves... por un día que no traigamos celular nos sentimos perdidos, sin el sistema de cable... horrorizados.

Quizá tanta teconología y soledad en los pequeños se da precisamente porque ahora ambos padres deben trabajar, entonces todos los artefactos que te distraigan sirven de "niñeras"...
Los tiempos cambian y hay que buscar (aunque cada día cueste más) un equilibrio entre comodidad y desarrollo intelectual.

Saludos.