miércoles, junio 18, 2008

Buenos padres, en un día triste

Hoy fue un día muy triste.

Al medio día recibí un mensaje por celular de mi hermano, informándome que tres vecinos míos habían sido asesinados y tirados en el vado del río nazas. De inmediato me puse a pensar en su vida, los conozco desde chicos, no pasaba ninguno de los 25 años y ciertamente llevaban una vida mas que apresurada, peligrosa. había hablado con ellos en estos días e incluso antier uno de ellos me ofrecía un stereo para carro, porque “ya me quitaron el carro aquellos weyes, ya no lo voy a necesitar, yo lo compre, no es robado Migue” le dije que no lo necesitaba pero que iba a ver quien necesitaba uno y que yo le avisaba, me despedí de el diciéndole: “come algo wey, ¿a poco nomas de esa madre vives?”.

No soy quien para juzgarlos, si existe lo divino después de la muerte creo que les rendirá cuentas. Es en estos casos donde me pongo a agradecer el haber tenido unos padres como este par, y siento lastima por aquellos que como este caso, no los tuvieron. He leído y vivido que una historia de éxito siempre viene precedida de unos muy buenos padres, y al hablar de buenos padres no me refiero a tener unos que te den y te permitan todo, para mi el concepto de buen padre es aquel que con su ejemplo te enseña como se debe vivir una buena vida, aquel que te reprime cuando estas mal y te alienta con su ejemplo (sic) a superar sus éxitos.

Ahora por la noche viene regresando mi papa de la funeraria y me dice que su numerosa familia no tiene consolación: “¿porque a los tres?” “eran buenas personas” “ya les habíamos dicho que se alejaran de eso” "¿ahora a quien le pedimos justicia?" y muchas lamentaciones mas que pudieron haberse evitado 25 años antes.

Descansen en paz, Jorge “Calsonudo”, “Michel” y Omar “El mudo”, apodos que tenían desde muy chicos.

Mientras tanto... ¿hasta cuando?

3 comentarios:

Pam dijo...

Pues que mala onda amor, que triste que existan estas personas que piensen que el dinero lo es todo en la vida y que hay que hacer hasta lo imposible y en este caso lo ilicito para tenerlo sin detenerse a pensar si quiera en sus hijos, en sus padres, en sus hermanos, en su familia y en una vida mejor y no me refiero a la vida llena de lujos, sino a la que esta llena de tranquilidad, estabilidad, seguridad y felicidad en todos los aspectos
En fin amor, la muerte de la manera que sea es muy triste pero morir asi.... sin palabras!!

Sad Cecile dijo...

En absoluto pretendo que esto se entienda como que lo que sucedió era una consecuencia lógica de llevar esa vida apresurada de la que hablas. Pero no hago mas que darte la razón en el sentido de que lo mejor que te puede pasar en la vida es tener un ejemplo (no sólo de los padres, aunque es el más importante; entran hermanos, tíos, vecinos, etc...)consistente entre las palabras y los actos.
Desde mi posición uno suele ver estas ejecuciones, estas situaciones de violencia que no cesan en este país como un reporte de prensa, como una estadística... pero cómo duele cuando esa historia ha tocado el corazón de alguien que conoces y estimas. No queda sino ver para adelante. Dar ese ejemplo de vida aunque no tengamos hijos; ser un ser social coherente es lo que buena falta hace.
Un abrazo.

Ave Fenice dijo...

no habia leido esta entrada, lo siento mucho por tus amigos... lo que si se es que tienes razon sobre los padres... aunque nunca es tarde para que los padres cambien y los hijos se hagan responsables de sus propias vidas "de exito o de no exito" yo te puedo decir que asi tengan padres ejemplares muchas veces los hijos deciden no seguir sus pasos.