domingo, junio 08, 2008

Mellar

Toda la descendencia de mis familias maternas y paternas son provenientes de un ranchito en medio de la nada, donde el punto mas cercano a la civilización queda a 10 kilómetros el ranchito es llamado “El 10” (aunque su nombre oficial es “El pavo, Durango”). Empezó casi con el siglo pasado y durante mucho tiempo su prosperidad se debió a que de sus minas se sacaron toneladas y toneladas de plata, luego, la gente vivió del zinc que se extraía y después han sobrevivido de sus sembradíos, venta de candelilla y carbón.

Hasta hace menos de 10 años tuvieron agua potable y luz eléctrica, cosa que según mis abuelitos paternos, no les impidió vivir tanto tiempo “felices y sin preocupaciones de comida, gas, agua, luz, como se tiene aquí en la ciudad”.

Es un lugar donde las costumbres y las tradiciones difícilmente pasaran de moda, una de estas costumbres es el hacer una fiesta cada vez que alguien se casa o cuando alguna de las doncellas cumple 15 años. Como sucede también acá en la ciudad, se consiguen padrinos para todo (comida, bebida, arreglos, música y un largo etcetera). Se mata un buen “marrano” se hacen las mil sopas en cazos y cazuelas tamaño familiar, alguien se encarga de hacer el pastel y después de la misa se da una vuelta por todo el rancho a pie; encabezado (el recorrido) los papas de la novia, novio o quinceañera, familiares cercanos y amigos (as) intimas.

En medio de “el baile” era muy característico es que en algún intermedio del grupo que lo ameniza o de plano en medio de alguna tanda la novia o la quinceañera solicita un permiso especial, el portavoz del grupo autoriza dicho permiso diciendo las siguientes palabras al micrófono:
“En un momento continuamos, hacemos esta pausa porque la novia (o quinceañera) va a MELLAR”.

La gente respetuosamente guarda silencio y espera....Regresa la novia (o quinceañera) de Mellar, y la fiesta continua.

Pd. Mellar es precisamente eso que imaginaron.

4 comentarios:

Pam dijo...

jajajaja, andele pues, si como no... jajajaja, me hiciste reir jajajajajaja, que penaaa!!! osea igual y si no dicen nada y se van todos obviaran que fueron a mellar jajajajajajaja siempre e dicho las fiestas de rancho son especiales e incomparables

StingIndigo dijo...

jajajajaajaja... ¿Es en serio?... de verdad tu me vas a hacer pero que me "melle" de la risa un día con cada cosa que publicas Miguelito.

Un gran saludo... y de nuevo te dejo mi blog

http://stingindigo.blogspot.com

para que cuando gustes pases y leas mis tonterías xD jejeejeje.

Saludos
StingÍndigo.

Sad Cecile dijo...

Bonita estampa.
Disculpa mi ignorancia chilanga... qué es la candelilla?
Abrazos :)

Ave Fenice dijo...

Durango es hermoso... mas la sierra...